¿Que es la  identidad e imagen corporativa?

¿Que es la identidad e imagen corporativa?

Se trata de un trabajo arduo y con resultados a largo plazo por lo que a veces se deja de lado. Empezamos con una de las marcas más trabajadas en la historia y que debe su éxito gracias a su marca. Hablamos de la marca del zorro. Un gráfico tan simple que cualquiera lo pueda hacer y que a la vez engloba toda la personalidad de este personaje. La z es su marca personal y que además la usaba para señalar que se cumplió su hazaña. Si alguna marca puede cumplir el tener un código de comunicación muy claro y que sea inconfundible en cualquier parte es que realmente ha podido crear una marca poderosa.

Otra marca poderosa que podemos añadir para tener claro este punto de partida es la iglesia.

 

La iglesia le colocaremos como la mejor agencia de publicidad del mundo. Con un logotipo que es la cruz y un slogan “Amaos los unos a los otros”. Su código de comunicación es tan fuerte que ha podido perdurar en el tiempo y es que además de su código de comunicación hay unas variables, que es su misterio, que la hacen ser una maravilla del branding.

Por todo esto la imagen del zorro y de la iglesia son las marcas perfectas. Siendo su mayor activo justamente eso su imagen, nombre, historia, su identidad de marca.

La identidad pertenece íntegramente a la empresa, mientras que la imagen pertenece al público. Entonces la empresa será la única culpable de que si el público forma una imagen positiva o negativa ya que nuestra identidad habrá que comunicar de una manera sencilla y clara para que el público nos pueda entender y almacenarlo en su mente.

Entonces podemos afirmar que lo primordial sería tener clara la identidad de la empresa para luego analizar cómo vamos a comunicar al mundo. Ya que como con nosotros, el cambiar la identidad a lo largo de nuestra vida suele ser difícil.

Entonces construir la identidad de marca de una empresa es algo tan parecido cómo comenzar a criar a nuestro hijo.

 

Llegamos a esta conclusión porque una empresa, un negocio es como nuestro hijo. Invertimos tiempo y dinero en ellos para que puedan desarrollarse lo máximo posible y ver los resultados y beneficios.

Cuando tenemos a nuestro hijo ya desde meses antes vamos planificando su nombre, una parte importantísima de su  identidad ya que podemos ocasionar un fracaso y motivos de complejidad o también dotarlo de un éxito rotundo.

Por eso lo mejor es seguir el principio de identidad verbal, es decir que este nombre sea corto, fácil de pronunciar, reconocible y memorizable.

Hay algunos padres de  marcas que no han entendido este principio e imaginate la dificultad que ocasiona pronunciar o escribir schwarzkopf.

Luego habrá que hacer un trabajo arduo, el cual consiste en inculcar valores, enseñarles sus raíces, de dónde vienen, educarlos con buenos modales como el de saludar, sonreír o tener una responsabilidad social con el medio ambiente. Todas estas cosas hace que el hijo genere un imagen positiva entre los amigos, vecinos y familia, es decir el público.

Esto es lo mismo que hay que hacer con una empresa, hay que trabajar mucho en esa formación de identidad ya que mientras más se trabaje en eso, mayor atractivo se generará en el público.

Esto en una empresa ya es un poco más complejo ya que no hablamos de un individuo ya hablamos de un grupo de individuos que deben adoptar esta identidad para poder generarla y no desfigurar toda esa comunicación.

Por eso la identidad debe llegar primero a los empleados y accionistas, y luego a clientes y futuros clientes de la compañía.

Por último habrá que materializar esta identidad. Nada tendrá sentido si no comunicamos esta identidad de manera visual con un símbolo, colores y un nombre poderoso.

 

About the Author

Leave a Reply